La Iglesia y el Pecado, los pecados de la Iglesia

Hace unos días nos sorprendió la Iglesia Católica, Apostólica y Romana Única y Verdadera con una lista de nuevos pecados.  La verdad es que la cosa tiene guasa, me ha sorprendido especialmente el que se refiere a la acumulación excesiva de riquezas! Se puede ser más hipócrita? Entiendo que la Iglesia esté en contra, y me parece muy loable, de la contaminación ambiental, ya era hora; que esté en contra de la manipulación genética en particular y la ciencia en general -para obtener adeptos necesitan grandes contingentes de ignorantes-, etc. Pero condenar la acumulación de riquezas? Ellos? es que se han vuelto locos? Es que han regalado el Vaticano y sus tesoros a una ONG y no nos hemos enterado? Debo investigar más, ya que me gustaría saber como se va a salvar la Iglesia de la condenación eterna por acumulación excesiva de riquezas durante dos mil años? Alguien puede ayudarme? Por otro lado, no podemos olvidarnos de los pecados de toda la vida. En una serie de artículos me propongo hacer un pequeño análisis sobre cada uno de ellos y buscar algunos ejemplos gráficos de como la Iglesia no es demasiado dada a predicar con el ejemplo. 

1 comment so far

  1. McElez on

    Creo que puedo darte algunos ejemplos.
    La mayoría de las riquezas que se le atribuyen a la iglesia son patrimoniales con un valor estimado (nunca exacto porque no obedecen a las leyes del mercado) cuando no es simplemente incalculable. Y cuando digo incalculable no me refiero a que sea muchísimo, sino a que no puede ser calculado porque los precios se derivan de la oferta y la demanda y para muchas cosas que son patrimonio de la iglesia, no existe mercado, por ejemplo la “capilla Sixtina”. No hay mercado de capillas en el que comparar su valor.
    Por otro lado, la mayoría del patrimonio que se le atribuye a la iglesia no es de la iglesia sino un bien público de sus respectivos paises con uso restringido para la iglesia católica y responsable de su conservación, como por ejemplo las iglesias.
    Por otro lado el rerecho de la iglesia católica a poseer bienes está justificado por derecho canónico en el canon 1254 donde se dice que:” la Iglesia católica puede adquirir, retener, administrar y enajenar bienes temporales para alcanzar sus propios fines” definéndose como “propios fines los siguientes: “sostener el culto divino, sustentar honestamente al clero y demás ministros, y hacer las obras de apostolado sagrado y de caridad, sobre todo con los necesitados.”
    La inmensa mayoría de las personas que trabajan en la iglesia lo hacen por que quieren por convicción moral, religiósa e incluso ética a cambio de nada. La comunidad religiosa está fundamentalmente formada por personas sin cargo eclesiástico (no son curas, monjas ni obispos) sino gente de la calle con convicciones. Todas éstas personas e incluso las monjas y los curas prestan la mayoría de servicios gratuitamente. Muchos de éstos servicios tienen un coste en la sociedad, un coste que no paga nadie cuando se trata de la iglesia.
    Si se le asignara el coste que tiene y teniendo en cuenta todo lo demás sobre el patrimonio, descubriríamos algo que sabemos muchos (sobre todo los que respetamos su labor): la iglesia católica cerraría con numeros muy muy negativos al final de cada año fiscar. O dicho de otra forma: si todos los servicios de caridad (es decir, sin retorno de inversión) pasaran a ser gestionados por los respectivos estados, la crisis muyndial sería tremenda.

    Saludos cordiales.

    McElez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: